Banner interno 1

Caza Submarina

Si alguna vez has tenido la oportunidad de pescar de manera tradicional y haber logrado un pez, esta sensación, mezcla de satisfacción y triunfo es probablemente la motivación por la cual muchas personas dedican parte de su tiempo a esta actividad, sin considerar por su puesto las horas de relax y paz mental que suelen acompañar a las jornadas de pesca.

La Caza Submarina te ofrece todo esto y algo más, la posibilidad de penetrar en un mundo hermoso y ajeno, sumergirte a buscar una presa y hacerlo en apnea, es decir, aguantando la respiración, te convierte en alguien especial y diferente, solo pocos se atreven y aquellos que lo hacen se sienten reconfortados al máximo cuando consiguen su objetivo.

El cazador submarino solo cuenta con su preparación física, su control emocional y la seguridad en sí mismo para poder intentar adentrarse en un medio diferente como es el acuático y por sus propios medios cazar un pez que posteriormente será saboreado como un manjar, porque es producto de su propio esfuerzo.

La Caza Submarina se realiza en apnea, código básico de ética para poder capturar peces en similitud de condiciones y en un medio diferente.

Este deporte apareció en el club hace ya muchos años. Nuestro recordado Rafael "Chicho" Suazo, maestro de muchos de nosotros, contaba en la playa sus numerosas y divertidas historias submarinas las cuales escuchábamos todos con mucha atención y nos daban ganas de meternos al mar y averiguarlo por nuestra cuenta o para tener historias propias para poder contarle. Es entonces que allá por 1988 se realiza la primera academia de Buceo en Apnea, logrando reunir un nutrido grupo de entusiastas principiantes y gente cautivada que no sabía nada del deporte y quería aprender, fluctuando las edades de estos entre 11 y 70 años. De esta linda experiencia surgió al verano siguiente la primera academia de Caza Submarina, aparte de la de apnea, y esta tuvo como alumnos a los graduados del curso anterior. De estos semilleros salieron muy buenos buzos que actualmente siguen con la labor de difusión hacia el deporte iniciado por Chicho. Ellos compiten en las tres diferentes categorías que hay y siempre acaparan los primeros puestos. Tal es el caso de Dennis Maccun, Andres Lenz y Rodrigo Suazo entre otros. El campeón nacional vigente es el Sr. Jaime Fung de los registros del C.R.L. Así mismo, cabe mencionar la destacada participación de Héctor Estremadoyro quién ocupo el sexto puesto en el Sudamericano realizado en Chile este año.

Este deporte en el club goza de un calendario de campeonatos internos todos los veranos y en invierno los buzos compiten en los diferentes campeonatos programados por la federación y algunos internos que se pueden organizar.

Ven y únete a nosotros y atrévete a sentir las sensaciones insospechadas con un deporte rico en aventuras y emociones donde el mar es nuestro mejor amigo y todos los cazadores submarinos nos sentimos hermanos de el.

Personalidades:

El deportista que representa a la Pesca Submarina en nuestro Club es nuestro querido y recordado Rafael "Chicho" Suazo Bellacci. Chicho, como todos lo conocíamos, nació un 11 de setiembre de1967 en Lima y desde muy pequeño mostró sus inclinaciones hacia el mar.

Comenzó a bucear a muy temprana edad siguiendo a otros buzos que serían sus maestros, entre los cuales están su padre Miguel Suazo G. y su amigo Luciano Barchi, buzos muy conocidos y de destacada trayectoria en este deporte, en particular Luciano que fue Campeón Sudamericano y 3ro en el Mundial de Chile de 1969.

Comenzó a competir a los 14 años, y a esta edad logró su primer puesto en una fecha en el Campeonato Nacional Isla Guañape y finalmente el segundo lugar en la general al final de la competencia, a pesar de ser debutante de la Tercera Categoría y estar compitiendo con los mejores buzos del momento. En los años que siguieron acumuló más triunfos en los Campeonatos Nacionales llegando a alcanzar el nivel competitivo de su amigo y maestro Luciano en sus mejores épocas, en que doblaba el puntaje al que le seguía. Con sus constantes éxitos, logró dejar atrás a leyendas vivientes, tales como Luciano Barchi, Micky Alvarez, Luis Carlini, etc.

Entre sus logros Internacionales destacan el Sudamericano llevado a cabo en Lima en febrero de 1988 que representó su debut internacional a los 20 años, obteniendo el 3er lugar en individuales y 2do puesto por equipos. El Presidente del Comité Mundial de Actividades Subacuáticas (CMAS), Pierre Perraud, que asistió a dicho evento se expresó de él en los siguientes términos: "Estoy orgulloso de haber asistido al nacimiento de una gran estrella. Mis mejores votos para tu brillante futuro"

En 1989, viajó a Sudáfrica para participar en el Campeonato Internacional Coulemborg Wines, donde compitió con los mejores buzos del mundo. Fue allí en donde ratificó su calidad al quedar 3º en la general detrás de los dueños de casa y por escaso margen. Asimismo su extraordinaria actuación permitió que el equipo Peruano se ubicara en la segunda colocación en la general por equipos, venciendo a equipos Europeos, Americanos y al equipo Chileno que había obtenido hacía pocos meses el título de Campeón Sudamericano en Lima y este además había sido también dos veces Campeón Mundial, siendo esta la primera vez y hasta ahora la única que el Perú derrotaba a Chile. Después de esa hazaña, la federación Chilena nombró a nuestro "Chicho" como Buzo Patrimonio de Sudamérica algo que nos hizo sentir muy orgullosos de él. El mismo año, logró su clasificación para el Campeonato Mundial que se realizaría en la isla de Cerdeña (Italia) en Noviembre, en donde a los 22 años se enfrentaría a los mejores buzos profesionales del mundo del Mediterráneo. En los resulta dos generales de este campeonato, logró un meritorio 16º puesto en la categoría individual siendo el buzo amateur mejor ubicado. Con este nuevo título siguió concretando su calidad como campeón y se hizo merecedor al cariño y afecto de todos sus competidores.

Debemos destacar que Chicho, a pesar de sus conocimientos y experiencia tuvo la humildad para aceptar los cursos de capacitación que en esa época impuso la federación a todos los buzos jóvenes. Al final del curso manifestó su alegría y satisfacción por la experiencia y conocimientos alcanzados, pues consideraba que siempre había algo nuevo que aprender y que el deporte con constancia y disciplina unía a los competidores.

Con gran desprendimiento organizó la academia de buceo y Caza Submarina del Club que se dictó por 5 años con la satisfacción de gran número de socios e hijos de socio que hoy constituyen la base y el sustento de esta actividad en el Perú. Lamentablemente el 19 de enero de 1990 desapareció en aguas de Tumbes practicando el deporte que tanto amaba y que tantas alegrías le dio a él y a nosotros. Ahora no sólo nos quedan los buenos recuerdos, sus lecciones de amistad y camaradería y sus enseñanzas para transmitirlas a las generaciones venideras, sino la persona y buen deportista que fue y que siempre nos estará cuidando y alentando desde lo alto del cielo y desde lo profundo del mar.